Cómo cuidar tus discos de vinilo (y no arruinarlos): la guía definitiva

La manipulación correcta, la mantención de la limpieza y el correcto almacenaje, son elementos a considerar a la hora de cuidar los longplays. Tres expertos detallan a Práctico todo lo necesario para disfrutar de una colección sin lamentar pérdidas.

Fuente: Práctico – La Tercera.
Autor: Felipe Retamal Navarro, 27 ago 2019.

No lo pudo creer. Cuando Harry Urquieta volvió a su habitación notó que su valioso disco de vinilo de The Dark Side of the Moon, primera edición, 1973, estaba arruinado. «Era verano y lo dejé cerca de la ventana. Fue fatal», recuerda. Ante ello recurrió a una solución que suele ser citada para este tipo de casos. Tomó dos vidrios gruesos, puso el disco en medio y luego lo dejó al sol. «A veces resulta con algunos, pero con los días muy calurosos es mucho, entonces hay que ir viendo», comenta el también dueño de la tienda virtual Vinilo Manía al teléfono.

Para quienes se inician en la colección de longplays, en cualquiera de sus tamaños y variantes (como los de 12 y 7 pulgadas), el cuidado de los vinilos es un aspecto clave. Más si a veces se debe lidiar con imponderables. A Pablo Gutiérrez, editor del portal Vinilogarage y embajador de la marca de equipos de alta gama Yahgan Audio Lab, le ocurrió con una importación. «En 2009 recibí desde Inglaterra una colección completa de tres álbumes dobles de Bossa Nova del sello Soul Jazz Records. De pronto me vi con 6 discos de vinilos, todos doblados», ¿la solución? Decidió adquirir el Vinyl Flat, un aparato que aplana los LP para devolverlos a su forma original. «Volví a recuperar la forma lineal de los discos, pero a un costo de sonido importante», advierte Gutiérrez. «Finalmente terminé regalando esos álbumes ya que me respondieron desde el sello y me enviaron de nuevo los discos».

Urquieta también tiene el aparato. Lo importó de EE.UU. «pero yo le digo a la gente que en uno de cada veinte que aplano, el vinilo puede quemarse. Entonces es un riesgo. Igual yo lo he logrado minimizar. Generalmente lo que ocurre es que cuando a la máquina le sube un poco el voltaje emite algo más de calor».

¿Cómo mantener los LP en buen estado? En general los expertos coinciden en algunos tips básicos para reducir la posibilidad de daño. «Lo primero es almacenarlos de manera adecuada. Los discos de vinilo por sus dimensiones y material, son en extremo delicados si están expuestos a zonas de calor y en espacios comprimidos, corriendo el riesgo de que se doblen y deformen, lo que es fatal», aconseja Gutiérrez. «Por ello es que hay que guardarlos de manera recta y en posición vertical» es decir se debe evitar apilarlos uno sobre otro.

Además se debe considerar la manera en que se depositan los largaduración en el lugar elegido. «Yo recomiendo sumarles forros exteriores a cada uno y, si hay presupuesto (y paciencia) cambiarles los sobres interiores de papel por unos Mobile Fidelity o similares, que son los mejores», detalla el director de la tienda especializada Needle, Francisco Martínez. Otros tienen una fórmula diferente. «No se deben guardar dentro de la carátula, sino afuera. Porque si lo haces así la carátula, con el tiempo, se va a desgastar y va a formar una suerte de anillo, que se ve en muchos álbumes antiguos», agrega Harry Urquieta. A este último problema se le llama «ringwear» en los portales especializados.

La manipulación de los LP es un detalle también a tener en cuenta, porque debido a su tamaño y forma, no muchos manejan la técnica correcta. «Lo importante es no tocar el surco con los dedos, por lo que la manera adecuada de tomar el vinilo es por los bordes y ayudándose de la etiqueta del medio o galleta», afirma Gutiérrez. «Conviene cuidar la superficie del plástico, incluso de huellas dactilares que puedan mancharla con grasa y otros contaminantes que a la larga, atraen más y más polvo que con el tiempo se va impregnando en lo profundo del surco».

Discos a la lavadora

Los vinilos también se pueden limpiar. Los expertos recomiendan hacerlo antes de escucharlos y de una forma más profunda cada cierto tiempo. «A la hora de reproducirlos, recomiendo pasarles una escobilla antiestática antes y después de tocarlos en la tornamesa. La cubierta es otro tema importante, por lo que recomiendo siempre contar con fundas especiales de plástico antiestático», detalla Gutiérrez. En tiendas como Needle se pueden adquirir las mencionadas escobillas por $12.900.

«Tampoco hay que perder de vista el cuidado de la aguja», explica Gutiérrez. «Para ello existen kit de limpieza que incluyen un cepillo y un líquido especial. Mientras el disco como la aguja estén en perfecto estado de limpieza, aseguramos un sonido óptimo. Y es un círculo virtuoso ya que si el disco está limpio, ayuda a mantener limpia la aguja».

Es posible lavar los discos. Para ello existen soluciones que se elaboran de forma casera. «Es una mezcla de alcohol isopropílico y agua bidestilada. Se usa una proporción, que puede ser 1 a 4, 1 a 5. La gracia que tiene el agua bidestilada es que es libre de toda partícula y no deja rastro en el vinilo», detalla Urquieta. En el caso del alcohol, se puede encontrar en tiendas del rubro como Sodimac o Casa Royal a no más de $3000 el litro, mientras que el agua bidestilada se vende en farmacias.

«Hay distintos productos para lavar los vinilos, como el clásico Spin Clean Record, existen varias copias, pero ese es el original», explica Francisco Martínez. «Los mejores resultados de todos los dan las aspiradoras de vinilos y las ultrasonidos. Nosotros estamos esperando la llegada de la aspiradora VPI HW16-5, una de las clásicas del mercado, disponible desde Septiembre en Needle».

Precisamente, en el canal de Youtube de Needle está disponible un tutorial con lo básico que se debe saber para limpiar los discos. Lo puedes revisar aquí:

Un día, de visita en la casa de un amigo en Washington, Pablo Gutiérrez conoció un invento muy particular: una lavadora de vinilos. «Él tiene una verdadera colección de sistemas y máquinas para lavar discos, desde las manuales hasta los aparatos con sistema de aspiración. Hace un tiempo llegó al ultrasonido y comprobó que ofrece los mejores resultados, por lo que consideré que es una buena inversión y compré el mismo sistema. Hace que el disco se desprenda de toda la mugre microscópica que tiene pegada al surco gracias a las vibraciones que generan micropartículas de agua. Si bien no es barato este sistema, está comprobado que es el más efectivo. Existen métodos más económicos, y todo sirve a la hora de lavar de la mejor manera posible el plástico».

Para los melómanos, Gutiérrez ofrece el servicio de baño para vinilos. Cobra $10.000 por limpiar siete discos. Se puede acordar con él un punto de encuentro, llevar los elepés a su casa, o aprovechar que el periodista lleva la máquina a eventos como la Feria Viva La Vintage del Drugstore. Para contactarlo basta escribir al mail: info@vinilogarage.cl

Vinilos de feria

Para almacenar los discos, es común ver en ferias y eventos relacionados el uso de case o cajas de material resistente para llevarlos, aunque hay que considerar algunos detalles. «Si no vas a andar acarreando los discos, no le veo necesidad a comprar un case. Si llevas de a pocos, las mismas bolsas tote aguantan bien unos 5-10 vinilos. Si los vas a echar en una mochila, lo más importante es proteger las esquinas, que son las más propensas al daño», afirma Francisco Martínez. En Internet es posible encontrar estas maletas case a distintos precios y tamaños, desde los 40.000 pesos.

Pero Harry Urquieta la tiene clara. «Esos cases los usan más los Dj. Al melómano no le gustan, porque prefiere exhibir sus vinilos, más que guardarlos».

«Mientras los discos estén en vertical, cualquier solución para juntar, guardar o lucir tus discos va a servir —asegura Pablo Gutiérrez—. Lo importante es que estos puedan tener un respiro y no se aprieten demasiado unos con otros, así se procura no doblarlos y se evita además el efecto ‘ringwear'».

¿Una solución más casera? Ir a la feria. No a comprar verduras, precisamente. «Allí se puede conseguir cajas fruteras, que pintadas y barnizadas dan un toque de diseño que permite mantener y lucir tus discos perfectamente. Por supuesto, lo mejor es mandarse a hacer un mueble especial para guardar los discos y con espacio para colocar nuestro equipo de sonido», comenta Gutiérrez. «En musicjungle.cl venden muebles de diseño especiales para melómanos y de distintos precios. En mi caso, le confié al mueblista José Francisco Sanhueza de Taller Termes mi mueble de discos, que fue diseñado de manera conjunta y el resultado fue un mueble en madera nativa, cálido, hermoso y funcional».

Pero los expertos coinciden en algo que aunque parece de perogrullo, es clave. Los discos, antes que nada están para escucharlos. Y eso ya los mantiene. «Más allá del material o mueble específico, yo recomiendo tenerlos cerca de la torna y con acceso fácil, así los ocupas y no quedan de adorno», comenta Francisco Martínez.

Por su lado, Pablo Guitérrez ofrece una comparación. «Conozco coleccionistas de figuritas de Star Wars por ejemplo que compran los juguetes y no los sacan siquiera de sus envoltorios, porque imagino, pierden valor. Pero son juguetes que fueron hechos para jugar. Lo mismo me pasa con los discos, me gusta escuchar en vinilo, estoy acostumbrado a ese sonido y he tenido la posibilidad de no abandonarlo. Es decir, son objetos hechos con un propósito que es de ser tocados».

Sobre el autor: Periodista de Culto y creador de Yakaranda Magazine.

Deja un comentario