Kalista, una tornamesa de 40 millones de pesos

Corría el año 2002 y el taller artesanal francés de equipos de alta fidelidad, Métronome Technologie, sacaba al mercado su primer dispositivo consistente en un reproductor de discos compactos. A partir de ese momento, comenzaba la historia de otra máquina de audio, esta vez de reproducción de audio analógico, bautizada Kalista.

El propósito del fabricante galo era aproximarse lo máximo posible al sonido de los dispositivos analógicos de alta pureza. Así fue como a casi veinte años desde su fundación, la empresa busca celebrar su vigésimo aniversario presentando una espectacular plataforma giratoria para vinilos.

Esta plataforma se llama Kalista DreamPlay Twenty-Twenty y fue diseñada en los talleres de Metronome, con sede en el suroeste de Francia, y se fabrica a mano.

A Kalista se le reconoce por su diseño, con la legendaria parte frontal que incluye una pantalla táctil, y por la combinación clásica de materiales de alta gama: aluminio, metacrilato y acero.

La estabilidad de la tornamesa está asegurada por tres pies ajustables con suspensión de fluido magnético, y el plato flota sobre imanes. La velocidad separada del motor se controla electrónicamente, mientras que el brazo de tono es totalmente ajustable.

Jean Marie Clauzel, propietario y diseñador de Kalista, afirma que, como amantes del sonido analógico, el sueño de la empresa era compartir la pasión por ese sonido con los seguidores de la marca. Y el 20º aniversario es una fecha magnífica para hacerlo. DreamPlay Twenty-Twenty fue presentado en el High End Munich del año pasado.

¿Su valor? El precio de Kalista bordea los 40 millones de pesos.

Especificaciones

Chasis de aluminio sólido, acrilato y acero.

Fuente de latón, con suspensión magnética

Brazo ajustable que incluye 3 contrapesos

Patas de acero inoxidable, regulables en altura.

Peso del plato: 16 kg

Peso total: 40 kg

Dimensiones 520 x 175 x 505 mm

Accesorios Disponibles: Trípode Kalista Classic 70cm

Deja un comentario